Se les acabó el veinte a los carros sin placas

Texto: Daniel Estrada

Sociedad rechazó “Hoy no circula”; gobierno ajustó a tiempo

No habrá “Hoy no circula” para particulares; van por autos sin placas. El Secretario General de Gobierno reconoció que el programa “Hoy no circula” se descartó debido al rechazo que ocasionó la probabilidad de su implementación, dando pie a la aplicación de un operativo para el retiro de autos sin placas.

En el caso del Reglamento de Tránsito y Estacionamientos el Municipio de Durango se indica con claridad que cuando a un vehículo le falten ambas placas, o el documento que justifique esta omisión, procederá el retiro de la circulación o aseguramiento de vehículos.

La implementación del programa “Hoy no circula” para conductores de vehículos particulares quedó descartada  en Durango; lo que la autoridad hará es retirar de la circulación todos los automóviles que anden sin placas, medida con la que se pretender reducir la movilidad en las zonas con mayor concentración de habitantes.

Adrián Alanís Quiñones, titular de la Secretaría General de Gobierno, reconoció que el rechazo que se generó ante la probabilidad del “Hoy no circula”, fue la causa de que se decidiera descartar la probabilidad de implementarlo.

El Gobierno de Durango, tampoco quiere quedarse sin tomar alguna medida que ayude a disminuir la movilidad, en lo que se refiere al uso de unidades motorizadas particulares, por lo que se tomó la decisión de ir contra los autos sin placas.

“Debemos de parar ya a los vehículos que no traen placas, porque están incumpliendo con el Bando de Policía y Gobierno”, manifestó el funcionario estatal.

A mediados de la semana pasada, la Secretaría General de Gobierno envió un oficio a las presidencias municipales de Durango, Gómez Palacio y Lerdo, en el que se solicita proceder para parar a los automotores sin placas.

Esto incluye a todos los que no han refrendado, que utilizan láminas del sexenio pasado, quienes deben ser detenidos y retirados de la circulación.

Los que solamente traen una placa, ya sea la delantera o la trasera, o presentan alguna irregularidad, son los primeros que serán retirados de la circulación.

Con esta medida lo que se pretende es reducir la movilidad en Durango, pues no solamente es evidente el constante incremento de casos positivos de COVID-19 y fallecimientos por la misma causa, sino que las cifras son cada vez más escandalosas.

El asunto se trató en primera instancia con los secretarios de los ayuntamientos de los municipios mencionados, así como con los directores de seguridad pública, quienes se mostraron abiertos a dicha forma de proceder.

Además, este tipo de procedimientos está contemplado en los reglamentos de los municipios, aunque no se descarta que en algunos casos la medida pase primero por el Cabildo.

Lo que indica la ley

En el caso del municipio de Durango, el Bando de Policía y Gobierno indica lo siguiente en el Capítulo Cuarto fracción 19:

“Los propietarios o poseedores de vehículos y motocicletas que circulen dentro del Municipio deberán portar las placas de circulación o permiso vigente, expedido por la autoridad competente; así mismo, usar los aditamentos de seguridad establecidos por las normas que regulan la materia”.

La referencia es escueta, pues aunque se menciona el deber de portar placas, no se hace otra referencia sobre las consecuencias por no obedecer.

En cambio, en el Reglamento de Tránsito y Estacionamientos el Municipio de Durango se indica que cuando al vehículo le falten ambas placas, o el documento que justifique esta omisión, procederá el retiro de la circulación o aseguramiento de vehículos.

Son varias las causas por las que se puede tomar dicha medida, pero el Reglamento es muy claro al indicar que la falta de placas es motivo suficiente para sacar de la circulación una unidad motriz.

Lo anterior se menciona en el Articulo 174 del Reglamento de Tránsito y Estacionamientos del Municipio de Durango, como una de varias causas por la que se puede proceder con dicha medida drástica.

Con relación a los vehículos extranjeros, en el artículo 36 se precisa que los que tengan placas vigentes podrán transitar libremente en el municipio de Durango, siempre que los mismos se encuentren legalmente en el país.

Por sorpresa

Hay que recordar que en los primeros días de junio, específicamente el jueves 4, Guillermo Pacheco Valenzuela, titular de la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC) declaró la próxima implementación del programa “Hoy no circula” para vehículos particulares.

En un principio mencionó que la medida entraría en vigor en breve, aunque luego recompuso al informar que sería sometida a análisis, sobre todo por parte de los municipios.

Y es que en el caso del Municipio de Durango, se emitió un comunicado en el que se precisó que se trataba de una medida bajo análisis y revisión, sin que esto significara que ya estaba vigente o próxima a aplicarse.

El argumento dado por el titular de la CEPC para la aplicación de dicho esquema, fue la alta movilidad que no se ha dejado de tener en Durango, y que ha sido causa de constantes señalamientos por parte de la autoridad federal.

En los últimos días el número de casos positivos y decesos por COVID-19 se han disparado, ocasionando que médicos, enfermeras y demás personal que se desempeña en los hospitales enferme y con ello se reduzca la capacidad de atención.

Con todo y estos argumentos, fueron muchas las voces que se manifestaron en contra de dicha modalidad, dando argumentos como que el hecho de quedarse sin auto propio obligaría al uso del transporte público, en donde se podría correr un mayor riesgo.

Además, se mencionó que el ordenamiento de no llevar más de tres ocupantes en un vehículo particular era una buena medida que se complementaba con la recomendación de evitar salir con niños, personas de la tercera edad o por cuestiones no indispensables.

Y es que además, los sindicatos del transporte público, tampoco están conformes con la aplicación del “Hoy no circula” para ellos, la cual, dicen que fue implementada de forma unilateral por la Subsecretaría de Movilidad y Transportes del Estado, y no por consenso.

El argumento que presentan en el caso de los autobuses urbanos, es que una menor cantidad de unidades, deriva en una mayor aglomeración al interior de las unidades.

En el caso de los taxis, mencionan que pueden atender medidas como no llevar más de dos pasajeros, exigir el uso de cubrebocas a los usuarios y al chofer, además de llevar siempre gel antibacterial.

El regidor y líder de la Alianza, Raúl Medina Samaniego, habló de la urgencia de reactivar al transporte público, con las medidas sanitarias que corresponden, pues ya se encuentran muy afectados por la contingencia.  

No es la primera vez que se pretende tomar una medida como esta, incluso, el Registro Estatal de Vehículos, mediante el cual se provee de láminas con número de identificación y se tramita un seguro para los vehículos extranjeros, llegó a contemplar el retiro de vehículos de circulación, en caso de no empadronarse.

Dicho ejercicio tiene como objetivo renovar el padrón de unidades extranjeras que la pasada administración estatal llevó a cabo, con la colocación de hologramas en los automóviles registrados.

A diferencia del nuevo padrón, el anterior no contemplaba la adquisición de un seguro por gastos mínimos, ni tampoco la instalación de láminas de identificación, similares en forma y tamaño a las placas oficiales.

No obstante, el argumento en ambos casos ha sido el mismo, garantizar la seguridad de los duranguenses, a través de un registro que permita tener identificados a los poseedores de vehículos de procedencia extranjera, independientemente de que su estancia en el país sea o no legal.

Actualmente, dicho esquema se mantiene vigente, con el registro mediante citas, para evitar aglomeraciones en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública, en donde se lleva a cabo bajo las medidas necesarias para la prevención del Coronavirus.

La medida en esta ocasión, tienen como finalidad ayudar a reducir la movilidad, aunque en caso de proceder con el retiro de unidades que portan láminas o engomados de asociaciones civiles, se daría una reacción inmediata por parte de los representantes de las mismas, como ha ocurrido otras veces.