Toño Ochoa VS Gonzalo una batalla generacional

Sin Censura.-

Por: Víctor R. Hernández

La del próximo 5 de junio en la capital del estado, no sólo será una lucha por ganar la presidencia municipal entre dos bloques partidistas (el de Va por Durango y el de Juntos Hacemos Historia), sino un encontronazo entre dos generaciones: la que representa José Antonio Ochoa, la Generación X, la que busca a toda costa el éxito, y la vieja generación de la década de los años 50s, la que representa Alejandro González Yáñez, la que vive anclada en antepasado y que por fortuna ya va de salida.
Sí, son dos concepciones radicalmente opuestas de cómo enfrentar los retos que les presenta el mundo posmoderno; cómo administrar, cómo trazar los caminos para seguir desarrollando el municipio de la ciudad capital. Y sí, entre los dos hay marcadas diferencias.
Alejandro González representa a la clase política, que por fortuna va de salida. Formada en la década de los 70s, en el marco de la Guerra Fría, en la que no había más que capitalismo o comunismo. Entre el apoyar la libre empresa o impulsar la lucha contra el patrón, contra los empresarios, contra quienes aspiran día con día a ser mejores; a prepararse más; a ganarle horas al día.
Alejandro nunca ha trabajado; siempre ha vivido del presupuesto del gobierno, de los subsidios; del chantaje, de la extorsión política; siempre ha vivido del chantaje y la explotación de los más pobres. No sabe qué es poner un negocio; qué es pagar impuestos provenientes del trabajo productivo y no de los recursos que provienen de los mismos impuestos.
Sí, podrá decir: yo ayude a miles de familias a tener una casita. Tiene razón, pero a costillas de infringir la ley, de robarse los terrenos de particulares; de quitarles a otros. Jamás Alejandro ha comprado una hectárea de tierra urbana para regalarla a familias que no tienen techo. Claro, es mejor robárla, apropiarse de lo ajeno, repartir algo de lo que se robó y quedarse con una “pizcacha” de lo robado, para ir formando su patrimonio personal.
Así ha funcionado siempre. Y si es mentira, sólo es cuestión de platicar con quienes a lo largo de 35 o 40 años han tratado con él o pertenecieron a su grupo.
¿De dónde ha sacado el dinero de lo que hoy ostenta como patrimonio, aunque lo haya puesto a nombre de su esposa u otro familiar? Si sumamos lo que ha cobrado en los diferentes puestos que ha desempeñado, le restamos el tren de vida que ha llevado, simplemente no cuadra nada.
En otro cuartel se encuentra el representante de la Generación X.
José Antonio Ochoa, representa a esa generación que ha venido luchando desde la década de los 90s, por migrar al mundo digital; el no quedarse rezagado, superado por la vorágine de la vida digital. En cambio, Alejandro González, véan la forma setentera de comunicarse, con anuncios hechos en Power Point; presume como instalar “calcomanías” o publicidad en los carros.
Toño Ochoa representa a la generación que hoy por hoy, sostiene la actividad económica de la entidad, los ciudadanos productivos de cincuenta años, los que hoy por hoy tienen el mayor poder adquisitivo.

La Generación X vió el nacimiento de Internet y los avances tecnológicos, de esta manera, ellos fueron adoptando paulatinamente el uso de tecnología, por lo que suelen llamarse “migrantes digitales”.
Esta generación reflejó una fácil adaptación a los cambios tecnológicos. De acuerdo a un estudio de Global Web Index, los integrantes de esta generación han adoptado por completo los medios digitales. Si bien la TV es su fuente principal de entretenimiento, un tercio del tiempo que destinan diario al consumo de contenido basado en video, lo obtienen de los servicios de streaming (como Netflix). Además 1 de cada 5 ha pagado por un servicio de streaming en los últimos meses.
Global Web Index también señala que la Generación X pasa cerca de 2.5 horas al día, en promedio, dentro de las redes sociales, siendo Facebook su plataforma preferida; la utilizan para mantenerse al día con las últimas noticias o entrar en contacto con sus amigos. Esta Generación, es la generación puente entre los millennials y los Baby Boomers, sí, éstos que ya van de salida.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario